Resistiendo a un modelo de ciudad impositivo

hdr

El pasado domingo 11 de junio de 2017 realizamos un recorrido por la Comuna 4, Aranjuez. Una comuna que hace parte de la zona nororiental de Medellín, una comuna que está en la mira de los gobiernos municipales de turno, la cual miran no como un territorio más, sino como un territorio que les  generará recursos económicos altos.  Una  comuna que está en el ojo de la mira para poder intervenirla y desplazar a sus habitantes, esos hombres y mujeres que con valentía se han tenido que enfrentar a unas políticas de modelo de ciudad que lo único que hace es dejarlos, sin sus casa, sin sus tejidos sociales, sin sus procesos, negándoles así el reconocimiento y la visibilización de las luchas.  Esas Luchas que se han tenido que dar arduamente desde su cotidianidad, desde sus saberes y desde sus procesos sociales, con un único fin y es que de sus territorios no los sacan.

Recorriendo algunos barrios de comuna 4, pudimos evidenciar que realmente este territorio lo están dejando en un abandono inducido, es decir no hay posibilidad de que haya intervenciones de las administraciones públicas orientadas a dar respuesta a las necesidades y demandas de sus habitantes. Por el contrario la Administración lo que hace es desconocer el discurso de los habitantes de esta comuna, un discurso que se da desde el conocimiento y desde lo vivido, ese discurso humilde pero a la misma vez lleno de justificaciones y argumentos, ya que los habitantes de comuna 4 en especial las personas de barrios como Sevilla, Moravia entre otros más, lo único que están haciendo es defender su territorio. Se han valido de medios jurídicos como derechos de petición, tutelas, demandas, pero siempre les dan la misma respuesta y es que en estos barrios quieran o no habrá intervenciones, estas luchas de los habitantes por defender su territorio se ha venido dando desde hace más de 8 años.

 

Desde la estrategia de la escuela de paz territorial estuvimos haciendo un recorrido a varios barrios de esta comuna, donde contamos con el acompañamiento y articulación con organizaciones de este territorio como  Humanizar el Desarrollo, Corporación en derechos humanos Contracorriente, y el Comité de Pobladores del Barrio Moravia, con ellos recorrimos los barrios donde se piensan dar o donde se han venido dando las famosas intervenciones, las cuales lo único que están haciendo es opacar, desarraigar y maltratar la historia de lo que era antes la comuna 4, un vivo caso es el barrio Moravia, un barrio el cual las fuerzas publica mandadas por el administrador de turno han golpeado, han destruido sus casas, han herido y les han bloqueado la entrada a sus territorios, pero ni siquiera fuerzas que han sido agresivas y violentas con las y los habitantes, han logrado detener las luchas y  la defensa de su territorio.

Es necesario comprender que la paz no solo es la  ausencia de los fusiles, la construcción de paz pasa, obligatoriamente, entre otros, por el respeto, reconocimiento y cumplimiento de los  derechos humanos y  las soluciones a las demandas de las comunidades, así mismo como el respeto a la defensa de los territorios.

Por Esteban Rampira

 

3 thoughts on “Resistiendo a un modelo de ciudad impositivo

  • muy bien felicitaciones por ese trabajo de lucha social que se esta desarrollando, porque es importante evidenciar que es lo que sucede en nuestros territorios, cosa que no hace la alcaldia de medellin.
    gracias señores de la fundacion sumapaz por tan ecxelente y ardua lucha que tienen no solo en la zona nor oriental, sino en toda la ciudad de medellin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *