El Programa Buen Comienzo y el Metro de Medellín se unen para promover Zonas de Lactancia Materna

Esta iniciativa es una prueba piloto que busca promover y visibilizar a la lactancia materna como un acto completamente natural de los todos los seres humanos.

La Alcaldía de Medellín y el Sistema Metro dispusieron al público tres puntos exclusivos para que las madres lactantes de la ciudad puedan alimentar a los niños y niñas con una mayor comodidad; este es un espacio prioritario en caso de que los demás asientos de las estaciones se encuentren ocupados por otros usuarios; entendiendo la lactancia materna como ese momento normal y sin tiene condiciones de horario o lugar.

Hablamos con Carolina Mesa, Nutricionista del Programa Buen Comienzo y nos expuso lo siguiente: “La lactancia es un momento, un lugar en el que no deberíamos estar juzgando a una madre porque de pronto lo haga en un lugar público. Por el contrario, deberíamos estarla apoyando, protegiendo, cuidando, cediendo el puesto. Pero se requieren de un espacio digno, cómodo, amable, amigable, donde ella (la madre) se sienta que lo puede hacer con toda tranquilidad. Hemos venido fortaleciendo la promoción de la lactancia materna con las madres, las familias y en general con la sociedad. Y por eso hemos buscado articularnos con espacios como El Metro de Medellín para promover nuevamente la lactancia en espacios públicos, reconociendo que la lactancia es un acto natural, un acto que puede ser público, que no hay de porque avergonzarse, que puede darse en cualquier momento, fortaleciendo obviamente el vínculo entre la mamá, su bebé y también con la sociedad”.

En las estaciones Hospital, San Antonio y San Javier se cuenta con asientos específicos, ergonómicos y con condiciones higiénicas propicias para que las usuarias que lo necesiten puedan alimentar a sus bebés dentro de las instalaciones del metro, porque se entiende la lactancia fundamental para el desarrollo nutricional y afectivo de los niños y niñas.

Esta nueva experiencia con el servicio Metro hace parte de una de las estrategias del programa Buen Comienzo que atiende a más de 12.000 madres gestantes y lactantes de los centros y jardines infantiles en toda la ciudad. Tiene un impacto en todas las comunas y corregimientos de Medellín.

Una madre que ha utilizado esta modalidad es Gleys Rocío Guerra, cuenta cómo accede a estos espacios con total tranquilidad. Considera que esta experiencia ayuda a sensibilizar a la sociedad, porque a veces pareciera un delito alimentar a su pequeño. Con esta oportunidad se genera un cambio social. Invita a las madres gestantes a utilizar estos sitios con total confianza.

No hay mayor satisfacción en la familia que nutrir a los pequeños y darles todas las demostraciones de amor o afecto, esa es una de las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud hace a los Estados y  los ciudadanos de todo el mundo, la leche materna es la principal fuente alimenticia para garantizar el aporte nutricional de todos los niños y las niñas.

Con la lactancia a bebé se previenen enfermedades, una mejor calidad nutricional y hacerlo durante los primeros 6 meses de forma exclusiva es fundamental para el desarrollo de la primera infancia, ya que la leche materna es el único alimento que propicio para cualquier bebé al nacer.

La Lactancia Materna hace parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS, también conocidos como Objetivos Mundiales adoptados por todos los Estados Miembros en 2015. Son un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030.

Lactancia Materna una clave para valorar nuestro bienestar desde el principio de la vida, respetarnos unos a otros y cuidar el mundo que compartimos.

Si bien las tasas de lactancia aumentaron hacia fines del siglo XX, en los últimas dos décadas se han estancado. Hoy sólo el 37% de los menores de seis meses en el mundo tienen acceso a nutrirse de esta manera, principalmente en los países de medianos y bajos ingresos.

La alianza entre la Alcaldía de Medellín y su programa Buen Comienzo persisten en abrir espacios de ciudad, para las familias, los niños y las niñas que transitan por una maravillosa etapa de la vida para que la cadena de afectos dentro de la familia trasciendan y beneficien a todos y todas.